0
Significado de las Runas

Significado de las Runas

La palabra “Runa”, significa secreto o susurro.

Existen varios alfabetos rúnicos procedentes de diferentes culturas, sin embargo, es el antiguo alfabeto Futhark, el más utilizado.

SIGNIFICADO DE CADA LETRA DEL ALFABETO

Las runas tienen una simbología sagrada verdaderamente bella, pues cada significado ha sido construido desde una visión universal, más que una predicción al futuro, las runas nos abren al campo de posibilidades partiendo de nuestro aprendizaje personal y la frecuencia de vibración en la que estamos sustentando nuestro presente.

Mensajes extensos y profundos donde lo espiritual toma forma en lo terrenal.
A continuación te muestro la esencia de cada mensaje para que tengas una idea de la dirección que llevan.

Al crear una tirada con las runas, los mensajes cobran vida y sentido, plasmando tu experiencia espiritual, dentro de tu experiencia de vida en el mundo material.
Las runas representan una excelente herramienta de ayuda para poder ver nuestros conflictos, desde una óptica totalmente diferente.

No pierdas de vista esta sencilla tabla de significados, pues puede serte útil si realizas la Tirada Sencilla.

Historia de las Runas

Historia de las Runas

Las runas vikingas representan a los caracteres más antiguos del alfabeto simbólico mágico que más se utilizaban en las tribus nómadas de Escandinavia y los ejemplares más antiguos que se han encontrado tienen alrededor de unos 2000 años y los símbolos correspondientes se encuentran tallados en roca y en madera.

El origen de las runas vikingas se remonta a la edad de bronce, aunque se cree que son mucho más antiguas, y los pueblos nórdicos utilizaron los símbolos con el objetivo de comunicar sus hazañas y dejar una constancia de las mismas pero principalmente se utilizaban a modo de oráculo mágico.

En muchas ocasiones en historia antigua de Europa del Norte, las runas vikingas solían utilizarse para atraer y proyectar energías para lograr la curación de enfermedades y la protección sobre los pueblos, paralelamente a ello, muchos pueblos las utilizaban para conocer el pasado, presente y futuro con la finalidad de organizarse cuando fuera hora de enfrentar tiempos difíciles.

Según la tradición que cuenta la historia y la filosofía con la cual se solían utilizar las runas vikingas, muchos magos, sabios y sacerdotes de diferentes regiones nórdicas, empleaban los signos tallados en ellas para elaborar todo tipo de talismanes, hechizos, conjuros y recetas o fórmulas mágicas y en los tiempos de la edad media, el conocimiento a cerca de las runas vikingas se comenzó a difundir por todo el continente europeo aunque su utilización comenzó a disminuir considerablemente en el siglo XVIII debido a que la santa inquisición comenzó a prohibir los cultos paganos. Cuando escuchamos nombrar a las runas vikingas, lo primero que se nos viene a la mente son piedras talladas o piezas de madera, pero lo cierto es que las runas no son los objetos sino los símbolos tallados en ellos.

De la misma manera en que los ideogramas de origen chino o las letras hebreas, las runas vikingas expresan ideas y conceptos, como también aluden a las deidades invocando sus poderes, propiedades y cualidades. Aunque es cierto que el objetivo original de las runas vikingas era únicamente mágico, a medida que fue pasando el tiempo, se transformaron en un alfabeto, de hecho, en el norte de Europa, se han hallado varios signos rúnicos en varios grabados sobre rocas y algunos utensilios muy comunes que solían utilizarse para diferentes tareas en la antigüedad. Las runas vikingas antiguas solían fabricarse en fragmentos de madera o en cantos rodados en donde se escribía o se tallaba cada uno de los signos correspondientes al oráculo único.

En la actualidad las runas vikingas modernas conservan los mismos diseños, pero suelen estar hechas con cerámicas o grabadas sobre piedras de cuarzo, aunque también existe un mazo de cartas con la simbología de las runas vikingas en los cuales se puede apreciar a cada uno de los símbolos del alfabeto.

ODÍN

Odín es la divinidad principal entre los dioses nórdicos. Su nombre deriva del nórdico antiguo y significa viento y espíritu.
Su papel, al igual que el de muchos dioses nórdicos, es complejo. Es el dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también es considerado, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Fue a través de su pasión y de su transformante sacrificio del yo que Odín nos dio las Runas. Según la leyenda, colgó durante nueve noches del Yggdrasil, el Árbol del Mundo, herido por su propio espada, atormentado por el hambre, la sed y el dolor, solo y sin ayuda, hasta que antes de caer pudo ver las Runas y con un último y tremendo esfuerzo, las tomó. De esta manera, Odín trae al mundo humano, las runas y sus sabios mensajes.

Significado de los Colores

Significado de los Colores

Un mandala siempre va a ser positvo sea cual sea su color, pero resulta doblemente útil, cuando nosotros ya hemos localizado algún problema, y queremos atacarlo, entonces podríamos ayudarnos eligiendo algún color determinado, el cual actuaría de manera directa, acelerando el proceso de curación.

A continuación te doy una lista de los puntos que toca cada color, estos mandalas también los puedes usar junto con el curso de chakras, dependiendo el chakra que quieras trabajar será el color del mandala que elijas.

Tabla de Colores

  • Rojo, Primer Chakra. Es el color del amor, la pasión, la sensualidad, la fuerza, resistencia, independencia, conquista, impulsividad, ira, y odio.Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo. Incrementa la confianza y seguridad en si mismo, permite controlar la agresividad y evitar querer dominar a los demás. En el aspecto físico proyecta energía la parte inferior del cuerpo, suministra fuerza a los órganos reproductores. Esencia de supervivencia.
  • Naranja, Segundo Chakra. Energía, optimismo, ambición, actividad, valor, confianza en si mismo, afán de prestigio, frivolidad. fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con toda la gente. Incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona. Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes. Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas. En el aspecto físico proyecta energía al intestino delgado y colon, todos los procesos metabólicos y los ganglios linfáticos inferiores.
  • Amarillo, Tercer Chakra. Es la luz, el sol, alegría entendimiento, liberación, crecimiento, sabiduría, fantasía, anhelo de libertad, envidia, superficialidad. Ayuda liberar los miedos internos. Permite manejar con balance el ego, las desiluciones, todo lo que afecta emocionalmente. Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad. En el aspecto físico proyecta energía al aparato digestivo, hígado, vesícula, páncreas, bazo,y riñones.
  • Verde Cuarto Chakra. Equilibrio, crecimiento, esperanza, perseverancia, voluntad, curación, integridad, bienestar, tenacidad, prestigio. Falta de sinceridad, ambición, poder. Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental. Permite expresar los sentimientos más libremente. Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás. Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas. Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo. Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos. En el aspecto físico, proyecta energía vital al sistema circulatorio, cardio vascular, corazón.
  • Azul Quinto Chakra. Calma, paz, serenidad, seguridad, aburrimiento, paralización ingenuidad, vacío. Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida de la persona. Evita la frustración y la resistencia para comunicarse la gente, permite tener tolerancia a los pensamientos de los demás. En el aspecto físico proyecta energía a los pulmones, garganta, traquea, ganglios linfáticos superiores y ayuda a evitar las alérgias y padecimientos de la piel.
  • Indigo Sexto Chakra. Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición. Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica. Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en cualquier cosa o nivel de vida. Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior. En el aspecto físico, proyecta energía vital al cerebro, sistema nervioso, sistema muscular y óseo.
  • Violeta Séptimo Chakra. Mística, magia, espiritualidad, transformación, inspiración. Pena, renuncia, melancolía. Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos. Expande al poder creativo desde cualquier ángulo, música, pintura, poesía, arte, permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial, el creador del universo. Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expanderse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento.
  • Rosa. Amistad, sociabilidad, comunicación, imaginación, humor, encanto, egoísmo, necesidad de reconocimiento. Envía estímulos de equilibrio total en todos los niveles. Amor universal, bondad. Paz interna, autovaloración. Equilibra las emociones, ayuda a liberar los resentimientos, el enojo, la culpa, los celos. Si lo combinas con el verde o el azul, te ayudará a equilibrar el extremo feminismo y la cursileria. En el aspecto físico, proyecta energía al corazón y te ofrece una curación completa en todos los nvieles a traves del rayo rosa.
Brindate a ti mismo experiencias valiosas

Brindate a ti mismo experiencias valiosas

Si el alma humana tiene un propósito en la creación, es el EXPERIMENTAR.

Invertimos largas horas al trabajo, al estudio, a la televisión y las salidas a diversos centros de entretenimiento (bares, antros, cafés, etc.) pero la capacidad de tomar nuevas experiencias de vida, que expandan nuestra consciencia y transformen nuestro destino, la vamos posponiendo.

Cuando la experiencia de vida se pospone por largos tiempos, nuestro sistema comienza a enviar “alertas”. La depresión, la ansiedad o el aburrimiento, son apenas unas señales de que nuestra vida, ha dejado de tener sentido y hace falta reconectarnos a la vida de nuevo.

Viajar es una experiencia que amplía la consciencia, nos conecta con culturas diferentes, permitiéndonos desarrollar la empatía, el sentido de unidad, comprensión de la diversidad y el amor a nuestros semejantes. Un viaje nos enseña a salir de nuestra zona de confort, manejar la incertidumbre, adaptarnos a los cambios. Aprendemos a ir ligeros de equipaje, soltando cargas innecesarias. Disfrutar la belleza cotidiana, la alegría, la risa y en si, nos devuelve el amor a la vida.

Pero el cambio no se limita a lo cotidiano, hay cambios más poderosos. Uno de ellos es el hecho de que la densidad de todos nuestros campos de energía, se liberan al estar en contacto con tierras de tan alta vibración, sobre todo, cuando un viaje se hace con propósito, con una intención y dirección definida y esto se logra, a través de rituales, meditaciones y ejercicios, como los que nos brinda Perú, guiados por Maestros y Chamanes que transmiten fielmente la sabiduría ancestral de esas tierras.

Dicen los sabios que realizar un viaje al año, a un lugar que no conozcas, es capaz de transformar tu vida de manera radical pues nunca regresas igual que como llegaste, la energía natural de cada lugar, se impregna en tu propia energía, transformando tu consciencia y con ello, abriendo posibilidades infinitas a tus nuevas creaciones y línea de vida.

Hoy quiero agradecer a todas las personas que se han unido a nuestro Viaje Místico “Perú 2015″. Nuestro grupo ya está prácticamente formado. Muy pronto estaremos compartiendo en tierras mágicas, llenas de belleza y sabiduría ¡Muchas gracias por ser co-creadores de este sueño!.

Si tienes tiempo pensando que este viaje es para ti y no te has decidido aún a inscribirte, te comento que solo nos quedan 2 lugares.

Date una vuelta al sitio web, pues hemos actualizado la información relacionada a las inscripciones. Estamos llegando a la fecha de cierre del grupo.

Perú transformó mi vida y mi visión del mundo y esto me impulsa a compartir contigo esta experiencia ¡quiero ver tu vida transformada también! ¡Quiero que te lleves en el alma, esta experiencia!

Significado del Karma

Significado del Karma

La palabra Karma viene de la raíz sánscrita kri, y significa ritual, acto, palabra, hecho o ceremonia.

Ceremonia: Serie de acciones que garantizan que el resultado de las acciones que se llevan a cabo sea el correcto.

El manejo del Karma es constantemente la función primaria del ritual en todas las religiones y en todos los sistemas de crecimiento interno. La función secundaria es alterar el estado de la conciencia de lo mundano a lo arcano, y de lo físico a lo sutil.

Si consideramos que nuestra vida es un viaje, podríamos decir que el Karma es la forma creativa de desarrollar este viaje. No es un destino ya que contamos con nuestro libre albedrío.. El curso de la vida es un cambio constante que depende de nuestra actitud ante ella. El Karma es todo un proceso.

Proceso: Secuencia de acciones

Al final podríamos concluir que el Karma es todo un proceso que nos garantiza un resultado ya sea positivo o negativo. Se deriva de la ley de acción y reacción, todo efecto tiene su causa.

Categorías del Karma

El Karma tiene muchas divisiones y categorías, en este momento citaremos las 3 más importantes, que son las siguientes:

  • SaBija Karma: Es con el que hemos nacido, como resultado de vidas anteriores.
  • Agami Karma: Es el que recolectamos durante toda nuestra vida, a partir de nuestro nacimiento.
  • Parabdhra: Es el Karma inevitable, la cosecha de toda nuestra vida.

Más adelante nos enfocaremos en cada una de estas categorías.

Ejercicio No. 2

Contesta:

  1. ¿Qué es lo que sientes o sabes de tu nacimiento?
  2. ¿Cuál es tu recuerdo más antiguo en este momento?

Trata de responder de una manera natural, por lo que tu sientas o tengas referencia. No busques respuestas complicadas.

Con este ejercicio se intenta activar tu memoria, para remontarte al pasado con tus primeros recuerdos.

Del recuerdo del pasado puedes concluir la existencia de miedos o traumas que no sabes de donde provienen, por ejemplo:

“Cuando iba a nacer, no había quien atendiera a mi mamá en el parto, así que se retardó hasta que no pudo más. Ahora, le tengo terror al agua”

Este es un ejemplo de un hecho real que tuvo una consecuencia que ha durado toda una vida.

Saca tus propias conclusiones.

“No existe lo que conocemos como casualidad; lo que parece ser para nosotros la más simple accidente brota de la más profunda fuente del destino”

Friedrish Schiller

El Karma de la vida cotidiana (Agami Karma)

El Karma de la vida cotidiana (Agami Karma)

El Agami Karma, es el Karma que recolectamos durante nuestra vida a partir del nacimiento, son las consecuencias de lo que hemos hecho, es el resultado de nuestras acciones, la reacción inevitable. Hay que recordar que el Karma es una continua siembra de semilla, en este caso, sembramos las semillas y quedan en espera para germinar. A veces parece increíble que un acontecimiento que sufres a los 80 años, fue producido por una acción creada a los 10. Conforme vas viviendo el hoy estás creando el mañana, es automático.

Todo actúa por ciclos Kármicos y esto puede ser en personas, negocios, naciones, en fin… en todo. Aún cuando la comprensión de al algún suceso no lo podamos comprender, este está regido por el Agami Karma.

Medita sobre el siguiente axioma hindu/budista:

Siembra un pensamiento, cosecha una acción;
Siembra una acción, cosecha una reacción;
Siembra una reacción, cosecha un hábito;
Siembra un hábito, cosecha una característica;
Siembra una característica, cosecha un DESTINO.

Ciclos Kármicos

La actividad de la vida se centra en 4 ciclos:

  1. Primer Ciclo- 0-27 años: La etapa del estudio y educación en la vida.
  2. Segundo Ciclo – 25-54 años: Período productivo, de la familia y profesional, es el momento para trabajar en la vida.
  3. Tercer Ciclo – 50-81 años: Retiro de la vida activa, tiempo libre y movimiento profundo hacia la vida interior y la espiritualidad.
  4. 81 años en adelante: Renuncia a todo menos a Dios, se experimenta cualquier momento de la vida.
Estos 3 ciclos arriba mencionados, están a su vez, dividido en 3 ciclos cada uno, por ejemplo, el Primer Ciclo que abarca de los 0 a los 27 años, comprende etapas Kármicas de los 0 a los 9 años, de los 9 a los 18 y de los 18 a los 27 años. Todo lo que se haga en cada uno de estos ciclos, va a repercutir en el siguiente y a su vez cuando se complete el Primer Ciclo completamente, éste va a mover el ciclo siguiente.

Todo funciona como ruedas de engranaje, cada etapa, cada acción presente es la que moverá la siguiente etapa futura, es decir, en el presente, estamos preparando el terreno del desarrollo de nuestro futuro. Esto comprende no solamente acciones, también abarca nuestros pensamientos.

Hay algo muy importante que subrayar, para que nosotros sembremos algún tipo de Karma, en esta etapa, debemos saber que lo importante es la intención y no la acción, es decir, el sentimiento o pensamiento que me mueve para hacer algo es lo que en definitiva creará mi Karma. No importa siquiera si al cometer algún ilícito hacemos daños a alguien o no, lo que importa es nuestra intención. El acto de cometer algún ilícito en plena consciencia de lo que se está haciendo, es lo que creará un Karma que en un futuro tendrás que experimentar. Jesús lo decía de esta manera:

“Haz a otros lo que quieras que te hagan a ti” porque ” de la manera en que siembres, cosecharás”.

El Karma será diferente según la familia, cultura o país donde se viva, dependiendo de los valores que cada uno establezca.

Ejercicio

Los psicólogos afirman que propiciamos nuestras psicopatologías de generación en generación.

Preguntate a ti mismo ¿Quién fue o es mi padre?

Con esto comprobarás que muchos de los patrones que llevas en las acciones y pensamientos han sido aprendidos por tus padres.

¿Cuál fue el comentario más importante que tu padre te hizo o cuál fue su actitud ante la vida?.

Karma y Dharma

Karma y Dharma

Concepto de Karma: Es la ley del crecimiento psicoespiritual que involucra una reacción igual y en sentido contrario para cada acción. El Karma es un proceso que asegura la evolución de la conciencia.

La definición anterior puede sonarte conocida, podría ser un equivalente a la Ley de Newton en el ramo de la física. Los físicos como Newton y Einstein tenian un amplio conocimiento de la física y la relación del universo con el hombre, pero tal parece que hasta la fecha hemos hecho caso omiso de estos conceptos.

El conocimiento del Karma nos ayuda a entender los hechos “inexplicables” que nos suceden a lo largo de nuestra vida.

El karma es una Ley Universal que nos enseña que por cada acción nuestra habrá una reacción lógica. Todos nuestros actos tienen una consecuencia.

Podríamos utilizar al Karma como una señal, si algo no funciona bien en nuestra vida, bastará con hacer un análisis de los hechos para poder concluir en donde es que estamos fallando.

El Karma no es cuestión de premio o castigo, tampoco es que exista un destino escrito, o que nuestro éxito o fracaso se deba a “nuestra buena estrella”. Nuestra vida es responsabilidad nuestra, y el karma nos enseña justamente eso, nos responsabiliza a nosotros mismos de nuestros actos, ya no culparemos a las circunstancias, al destino o a nuestra familia de nuestro fracaso. Teniendo este conocimiento, nos damos el derecho de ir armando nuestra vida con la conciencia total de cual será el resultado final en cada acción.

Las Leyes Primera y Segunda del Movimiento de Newton son también paradigmas ocultos del crecimiento personal y espiritual.

“Todo cuerpo permanece en un estado de reposo o movimiento uniforme en una línea recta a menos que se actúe con una fuerza ejercida externamente. (Traducción: Si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás obteniendo lo que siempre has obtenido. Alguien señaló que imaginar otra manera de hacer las cosas es una muy buena definición de la “locura”).”
   

“El nivel de cambio del impulso es proporcional a la fuerza ejercida, y tiene lugar en la misma dirección de la fuerza.(Traducción: “Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos”).”

A continuación cito algunos pasajes del Nuevo Testamento en donde hay posibles referencias acerca del karma:

… no te sientas engañado: Dios no es burlado: porque cualquier cosa que el hombre siembre, ésa será su cosecha.

… porque aquel que siembre en la carne, de la carne cosechará la corrupción de ésta; pero aquel que siembre en el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.
…. y no nos cansemos de obrar bien; porque a su debido tiempo consecharemos si no desfallecemos.

Gálatas, Cap. 6:7-9

El Karma va más allá de cualquier religión, es una Ley Universal que nace de la filosofía hindú y budista. Se trata de acciones y consecuencias y nada tiene que ver con la religión que se profese. Es una Ley que siempre está presente.

Dharma

Es la responsabilidad esencial que cada uno le debe a la sociedad de seres sensibles dentro de la que nace, al medio ambiente y por último, a nuestro “Ser” interior más alto.

El Dharma es lo que le debemos a la vida, la vida no nos debe nada, ya que ¡nos ha regalado la vida misma! Somos nosotros los que estamos comprometidos con ella con la finalidad de favorecer la evolución del grupo y el desarrollo personal por el solo acto de estar vivos.

Al hablar de numerología, se dice, que al momento de nacer se nos da un Dharma, esto tiene que ver con la fecha de nuestro nacimiento, podríamos decir que es la misión que nos ha sido encomendada. Si no aprendemos a escuchar nuestro interior, y no actuamos acorde con nuestra esencia, estaremos dentro de una vida de sufrimiento y dolor, esto es señal de que no estamos cumpliendo nuestra misión. No hay mayor tristeza que no seguir la voz de nuestro corazón, seguir nuestro Swadharma.

El Swadharma es el camino a la alegría y la felicidad. Tiene que ver con la tendencia psíquica individual o naturaleza, y sus necesidades para el crecimiento.

Es muy común criticar los defectos de los demás y que no podamos ver los nuestros, Cristo nos decía: “Como puedes ver la paja en el ojo ajeno y no puedes ver la viga que hay en tu ojo”, ya que la “paja” que criticamos es la misma “viga” que no vemos, es decir, cuando nos molesta algo de alguna persona, cuando criticamos su forma de ser o conducirse, debemos detenernos a analizar si este defecto no lo tenemos nosotros, por lo general sucede un fenómeno de proyección en donde vemos nuestros defectos proyectados en la gente con la que convivimos, es como una advertencia, una señal, es la forma más directa que tenemos de vernos a nosotros mismos y corregir lo que haya que corregir.

Por eso es mejor no malgastar nuestra energía juzgando y criticando a los demás y emplearla mejor en ordenar nuestra vida, superar nuestros defectos, acrecentar nuestras virtudes para continuar en nuestro proceso evolutivo ¡eso ya es suficiente trabajo!.

Ejercicio

Como primer ejercicio medita sobre la pregunta ¿Quién soy yo?

Toma una hoja de papel, un lápiz y en un sitio tranquilo, pregúntate ¿Quién soy yo?. Haz una descripción de tus sentimientos reales “Yo siento… me gusta… me dolió que me sucediera…etc.) no se trata de enfatizar el hospital en el que naciste, la escuela en la que estudiaste o que en tu vida anterior fuiste Cristóbal Colón. Se trata de hacer una lista de tus emociones, de tus pensamientos, de que te hace feliz o infeliz, hacer un análisis de tu verdadera esencia.

“La vida, sin ser analizada, no vale la pena de ser vivida.”
Sócrates

El Karma al nacer (Sabijakarma)

El Karma al nacer (Sabijakarma)

Este Karma nos es dado desde el momento de la concepción y el proceso dura los nueve meses de gestación. Es todo un proceso de creación, vida y muerte. Ya que el tiempo en que el feto vive dentro del vientre de la madre, es para el todo un ciclo que se cierra al nacer, se puede decir que para el bebé, el nacimiento es como para nosotros la muerte. De una manera vertiginosa, el feto pasa por las fases de siembra, plantación, cultivo y cosecha.

El ciclo de gestación, si lo comparáramos con nuestra vida a partir del nacimiento, quedaría de la siguiente manera:

NacimientoConcepción
JuventudPrimer trimestre como embrión
Vida adultaTransición del segundo trimestre hacia feto, con sus 5 sentidos y genitales desarrollados
Senectud con la muerte cercanaEl tercer trimestre, que concluye con el nacimiento

Los nueve meses de gestación son muy importantes y trascendentes para el bebé, tal vez más que los 70 años de vida que le siguen. Ya que es en esa etapa, donde surge el SaBija Karma.

El SaBija Karma no es dado como una semilla que se guardará dentro de nosotros esperando el momento oportuno para germinar. Nadie puede saber con exactitud el tipo de Karma que trae al nacer, las semillas están latentes, en espera, algunas germinarán y otras no, todo depende del agua con que se les riegue… dicha agua son las emociones.

El SaBija Karma brota cuando recibe algún estímulo que le recuerde “algo” del tiempo en el que vivió en el vientre de su madre. La reacción será una explosión de rechazo a la circunstancia actual que se haya presentado.

Al ser el SaBija Karma una semilla que se alimenta del agua de las emociones, podemos subrayar la importancia que tiene la madre como principal transmisor de emociones y lo importante que será la actitud que tenga la madre hacia su bebé y hacia la vida. Todo cuanto ella sienta, será transmitido.

Los sucesos en esa etapa también son importantes, la reacción de los padres ante la noticia del embarazo, la estabilidad emocional de ambos durante la gestación, el tipo de parto, la forma en que reaccionaron los padres ante su llegada, en fin. Todo es información que el bebé recibe, y que será trascendente a lo largo de su vida, porque estos recuerdos que viven guardados en el subconsciente, saldrán a flote en cuanto se presente alguna experiencia parecida, a lo largo de su vida.

Ejercicio

En un lugar tranquilo, contesta las siguientes preguntas:

  1. ¿Quién es o fue tu mamá?
  2. ¿Cuál fue el comentario más importante que te hizo tu mamá o cuál fue su actitud hacia la vida?

Con estas preguntas, se intenta ir despertando el inconsciente, ya que es ahí en donde las semillas del Karma se alimentan y germinan.

El Karma Inevitable (Prarabdha)

El Karma Inevitable (Prarabdha)

Esta fase del Karma es la culminación de todo, es irreversible, es la semilla ya germinada y creciendo, es nuestra cosecha…

En esta etapa, las consecuencias de nuestras acciones (buenas o malas) se hacen presentes, se manifiestan de una manera clara e irrevocable.

Como vimos ya en los capítulos anteriores:

  1. El Sabija Karma, es almacenado antes y durante el nacimiento y se encuentra prácticamente oculto.
  2. Con el Agami Karma, las semillas que se han ido sembrando (nuestras acciones) están ya plantadas y esperando para brotar al más ligero estímulo de irrigación (las emociones).
  3. Con el Prarabdha Karma, las semillas ya se plantaron, germinaron ¡y están creciendo!.

Ejercicio

Contesta a la siguiente pregunta, ¿Qué es lo que admiras y te agrada de ti mismo?