0
El amor en la vieja y en la nueva energía

El amor en la vieja y en la nueva energía

Todo cambia y todo evoluciona y la perspectiva del amor no es la excepción. En estos momentos nos encontramos justo en el puente del cambio de energía y por eso sentimos que el amor revoluciona, estableciéndonos con nuestra pareja o al contrario, rompiendo con ella, ya que esta revolución tiene el propósito de romper todo aquello que no está sustentado en bases firmes, en amor. Solo el amor esencial permanecerá en este tiempo. ¿Que diferencias hay entre el amor de la vieja energía y el amor de la nueva energía? Bueno, realmente el amor esencial no cambia, lo que cambia es la perspectiva, la creencia que tenemos acerca de ello o simplemente nuestro nivel de conciencia.

El amor en la vieja energía

En la vieja energía le llamábamos amor a la dependencia, a la posesión. Volcábamos nuestra vida en la otra persona esperando que ella fuera responsable de nuestra vida y nuestra felicidad, decíamos frases como “busco una persona que me haga feliz” ó “Quiero un amor para no sufrir de soledad” ó “Sin una pareja estoy vacío”. La dependencia era mutua entre parejas, la mujer dependía del sustento del esposo y el esposo de las labores del hogar que desempeñaba la esposa, ambos dependían emocionalmente de la pareja por lo que era difícil concebir la vida “sin ella”. Se pensaba que “el amor duele” sin contemplar la idea de que cuando duele… no es amor. Más que la unión, se busca la atadura. Más que compañía se busca poseer. Se busca siempre “la media naranja” pensando que un compañero es complemento del otro (como si se estuviera incompleto).

El amor en la nueva energía

En la nueva energía ninguna de las partes espera que su pareja “la haga feliz” ya que ambos saben que esta difícil responsabilidad solo nos pertenece a nosotros mismos. No esperamos que nuestra pareja llene nuestras expectativas o llene nuestras carencias o vacíos internos ya que la pareja se une para compartir y solo se comparte cuando se está lleno internamente, cuando se vive con vacíos la demanda a nuestra pareja es tan grande que terminamos desgastándolo, nunca es suficiente para llenar el vacío. Las parejas comparten absolutamente todo, tanto el apoyo incondicional de ambos, como el apoyo en el sustento diario, las labores del hogar o la educación de los hijos (que hermoso ver actualmente a los papás muy involucrados con los hijos). Se tiene la certeza que el amor no duele, porque es la base de la creación humana. Se deja de buscar “la media naranja” para buscar una “naranja completa” que comparta su individualidad con nosotros.

Todas las etapas son necesarias y todas tienen su razón de ser. Era necesario vivir el amor dependiente para poder así romper las ataduras y poder conocer el amor incondicional. Las personas adultas que nos encontramos aquí en este momento, hemos vivido esta parte del amor condicionado y estamos en este proceso de transformación. Dejarlo fluir, reflexionar y transformar nuestras creencias nos abrirá a una nueva realidad transformando todas nuestras relaciones y liberándonos del sufrimiento en este tema. El amor se convierte aquí en libertad y fuente de superación para ambas partes.

Hay dos canciones que nos pueden ilustrar un poco este tema, por ejemplo, “Mano con Mano” de Sergio y Estibaliz, nos muestra el amor dependiente, donde una parte se nutre de la otra para ser.

La canción “ Yo te quiero libre ” de Silvio Rodríguez, nos habla de como podemos compartir una vida, sin coartarse las alas a la persona que nos acompaña.

Es importante aclarar que las canciones solo son utilizadas para ejemplificar. No se trata de una crítica hacia la canción sino son un medio de reflexión.
¿Con que canción te identificas tú?
¿Cómo vives el amor?

Los desafíos de las personas índigo y cristal

Los desafíos de las personas índigo y cristal

Hablar de frecuencia índigo y frecuencia cristal es hablar de evolución, es hablar de consciencia y si bien, esto es una realidad, también es cierto que el tema se ha mitificado mucho, haciendo pensar que las personas con esta vibración, al ser Maestros, están libres de conflictos, problemas o desafíos, nada más lejos de la realidad.

En la medida en la que aumentamos nuestros niveles de consciencia, aumentamos también los niveles de responsabilidad y aunque los desafíos de esta frecuencia, no están tan ligados al sufrimiento extremo, por supuesto si hay momentos de desequilibrio, dolor e inestabilidad que es importante atender.

Los desafíos de las personas índigo y cristal están estrechamente relacionadas a su personalidad, los mismas cualidades que se les han dado para desarrollarse en este mundo y en este momento y que conforma su particular forma de irradiar luz, son las mismas que crearán sus más grandes conflictos, problemas y desafíos.

Tanto personas índigos como cristales podrán encontrar sus mayores debilidades en los siguientes puntos:

  • Desconexión con el mundo material: Debido a que se tiene una mayor conexión con el mundo espiritual, se tiende a desconectarse con el mundo físico y material, dejando de lado necesidades básicas con nuestro cuerpo físico o llevar una mala relación con el dinero. El gran desafío es lograr un punto medio en donde a través de nuestra espiritualidad, se pueda crear una vida material con propósito.
  • Desequilibrios energéticos: Debido a la sensibilidad que poseen las personas índigo y cristal, es posible percibir las energías de las personas que les rodea corriendo el riesgo de alojar involuntariamente esta negatividad en su propia energía causando desequilibrios. El desafío es estar abierto a toda percepción sin alojar en nosotros energías que no nos pertenecen.
  • La comunicación: Los índigo son inquisitivos y demasiado directos para decir la verdad. Los cristalinos demasiado callados. El índigo debe aprender a ser más diplomático y tener más tacto al expresar su verdad para no lastimar a los demás y los cristal deben aprender a expresar su verdad, pues es necesario esparcir semillas de luz a través de su sabiduría.
  • El corazón: Tanto índigos como cristales tienen un trabajo especial con el corazón, no es solo trabajar a través del amor incondicional o la compasión y empatía, también se trata de construir relaciones personales. Ambos deben aprender a abrir el corazón sin temor a ser rechazados.

Actualmente existen alternativas para ayudar en este proceso de aprendizaje a través de la medicina alternativa y vibracional y el manejo de energía.

Fuera del mito índigo y cristal

Fuera del mito índigo y cristal

“Debemos estar dispuestos a deshacernos de la vida que hemos planificado, a fin de tener la vida que nos espera. La piel vieja tiene que ser retirada antes de que nueva energía venga” Joseph Campbell

 La energía índigo tiene que ver con EL RECONOCIMIENTO DE NUESTRA IDENTIDAD, después de un largo camino andado y habernos perdido múltiples veces, por fin emprendemos un camino de regreso a casa, que no es más que el regreso a nuestra verdadera esencia. A través de muchas vidas y muchas experiencias el alma ha podido conocerse a si misma a través de su sombra, a través de lo que no es, porque solo conociendo lo que NO somos, reconocemos quienes SI somos. La energía índigo y cristal representan el camino de regreso a la Luz y el reconocimiento de nuestra verdadera esencia.

La energía índigo corta de raíz la mala hierba con fuerza y determinación, la energía cristal siembra amor en este nuevo campo. La energía índigo se abre camino como guerrera incansable señalando lo que ya no funciona en nuestro sistema de vida, colapsando y revolucionando lo que toca de tal forma que no puede pasar desapercibida. La energía cristal concilia y genera el amor dentro de la revolución creada y nos da la pauta para crear, la energía nueva que regirá el nuevo mundo.

No estamos hablando de ángeles en la tierra, ni de genios o seres especiales, no estamos idealizando ni creando más deidades, ni estamos abordando un tema de moda. Estamos hablando de un proceso evolutivo NATURAL, en el cuál no solo se han involucrado muchas, muchas personas ya, sino que el planeta mismo, vibra bajo esa misma frecuencia.

¿Consideras que tienes un niño en casa con cualidades índigo o cristal? ¿Temes no saber como tratarlo o educarlo? Puedes quitarte un peso de encima, los niños índigo o cristal no vienen a ser educados propiamente, sino a enseñarnos nuevas formas de relacionarnos, respetarnos y evolucionar JUNTOS no desde la separación de la energía anterior donde mamá y papá eran autoridad a obedecer, sino desde la IGUALDAD, respetándonos mutuamente como SERES INDIVIDUALES. No se trata de educar propiamente, sino de CRECER Y EVOLUCIONAR JUNTOS.

Mucho se ha hablado de las “afecciones” que atañen a la energía índigo o cristal. El déficit de atención, la hiperactividad, la sensibilidad extrema, el desorden, el hacer mil cosas a la vez, la necesidad de aislarse, el miedo al conflicto, etc. No solo se buscan terapias para “sanar” estas formas de manifestación sino que la persona vive con la creencia de que “algo” está mal en ella. ¿Qué tal si estos factores no fueran afecciones sino solo una forma de manifestación de la energía? ¿Y si estos “defectos” tuvieran su razón de ser y fueran parte del desarrollo de la misión y don de la persona? ¿Cómo podría canalizarse esta energía para manifestarla de manera positiva?.

Las personas con cualidades índigo o cristal, no son ángeles ni genios, ni seres especiales, son SERES HUMANOS que fuera de toda idealización, SUFREN y tienen EXPERIENCIAS y DESAFÍOS como toda persona. Es común la falta de confianza, la inseguridad, el miedo, el ser exageradamente complacientes ó soñar y soñar sin poner los pies en la tierra. También es común el tener conflictos con el manejo de dinero, ser perfeccionistas, o tener un enorme ego. Las zonas negativas nos revelan MUCHO del aprendizaje que la persona está teniendo y nos dicen mucho del DON a desarrollar ¿Cómo conocer nuestros dones a través de nuestros desafíos?.

Muchos niños están naciendo con esta vibración… muchos adultos han elegido crearla en si mismos.

¿Es posible que una persona porte ambas energías en si misma?

Las energías externas y su impacto en nuestra energía

Las energías externas y su impacto en nuestra energía

En la medida en que cada ser pueda manifestar con mayor libertad y amplitud la frecuencia índigo o cristal, ésta impactará en su entorno transformando el lugar, haciendo que más personas aceleren sus procesos, cambiando su frecuencia también. Los Maestros Índigos o Cristal no solo ayudan al planeta a través de sus roles como terapeutas alternativos, sanadores o artistas, también lo hacen influyendo el entorno a través de su propia irradiación energética pues, como nos dice el principio de resonancia, la vibración más baja se alinea a la vibración más baja o sutil.

Las frecuencias de la energía de la tierra están ascendiendo a 11.6 ciclos por segundo o más desde los 8.6 ciclos de 1995, una frecuencia ya más alta que la normal, de 7.8 ciclos por segundo.

Así como los patrones energéticos humanos afecta a la Tierra, los cambios en los patrones energéticos de ella nos afectan a nosotros.  A medida que las energías terrestres evolucionan a frecuencias más altas, nuestras energías humanas responden a esas nuevas frecuencias.

Gradualmente somos estimulados por estos ciclos más rápidos y sentimos urgencia sobre nuestro crecimiento espiritual.

El incremento de las energías de la Tierra nos brinda el marco necesario y el apoyo para que al fin podamos utilizar el 90% inactivo de nuestro cerebro, al cual los científicos no le han encontrado hasta la fecha su propósito.

Al comienzo, la presencia de frecuencias elevadas disparará un proceso de limpieza y desintoxicación de cualquier frecuencia baja, cualquier cosa que nos haya estado limitando en el pasado, surgirá para ser revisada y liberada.

La fuerza de las estructuras sociales que imperó por muchos siglos en el planeta ha comenzado a decaer.  A medida que el nuevo paradigma que honra al individuo se va estableciendo, mucho seres se van liberando de las forma de pensamiento que los han condicionado por muchos siglos.

Las personas índigo o cristal son las que traen las nuevas estructuras que tiene por objeto ayudar a liberar a aquellos que se sienten presos de los viejos sistemas sociales.

Es importante comprender que mientras estas personas crean su propia definición de lo que significa vivir, están trayendo una sanación, tanto a aquellos que son mayores que ellos como a aquellos que no han nacido todavía.

De una u otra forma, todo ser humano posee energía índigo o cristal, algunos en mayor proporción que otros pues esta energía irradia del planeta mismo. ¿De que depende que poseamos mayor o menor frecuencia índigo o cristal?

Depende de la expansión de conciencia personal de cada ser humano interesado en que las cosas cambien, evolucionen.

Todos tenemos la posibilidad de ser potencialmente índigos o cristal, las frecuencias energéticas están ahí, todo depende del nivel de apertura al cambio que cada uno de nosotros esté dispuesto a asimilar. Ambas frecuencias están a nuestra disposición para que la integremos a nuestras vidas.

Cuanta mayor sea tu apertura de conciencia, cuanto mayor sea tu capacidad para desarrollar la certeza de TU VERDAD, cuanto más confíes en las cualidades de tu hemisferio derecho, mejor integrarás dichas frecuencias, contribuyendo con esto, al  cambio frecuencial de este plano.

Creación multidimensional

Creación multidimensional

Ser CANAL significa que aquello que queremos canalizar, fluirá a través de nuestra energía. Todo lo que somos y tenemos, ha sido canalizado. Ser conscientes del arte de canalizar, nos permite modificar lo que se requiera para lograr nuestros objetivos.
Mantener alineados nuestros 7 centros de energía (chakras) no es suficiente para ser canales. Es la base y el comienzo, pero por supuesto, hay mucho más que hacer en cuanto a nuestra energía se trata.

Contamos actualmente con más chakras superiores e inferiores de los que comúnmente atendemos y ello conforma nuestra CONEXIÓN CIELO TIERRA, es decir, sin una conexión Cielo, no podemos canalizar energía Infinita proveniente de la Fuente o del Universo. Sin una Conexión Tierra, no podemos manifestarla en lo físico. Ambas líneas energéticas van más allá de lo físico, incluso, si ves el número de chakras inferiores que tenemos, te darás cuenta que incluso, van más allá del piso que pisas, por lo que esto nos muestra más gráficamente lo que significa el estar “enraizados”. Mientras más fuerte y enraizada sea la energía de nuestros chakras inferiores, más fácil será manifestar en lo físico.

El aura se divide en varias capas. De una manera breve y sencilla podríamos decir que dentros de estas capas, se rige todo lo concerniente al campo físico, emocional, mental, astral y espiritual.

Siempre que nosotros manifestamos algo, lo hacemos de manera MULTIDIMENSIONAL pues en cada manifestación se entrelazan todos nuestros campos.

Al ser multidimensional no solo estamos filtrando información de este momento o de esta vida, sino que filtramos también información de TODAS NUESTRAS VIDAS pues en lo multidimensional NO HAY PASADO, PRESENTE NI FUTURO sino que todo se desarrolla DE MANERA PARALELA Y EN TIEMPO PRESENTE por lo que mientras nuestra mente lineal considera que mi vida anterior vivida en el año 1834 ha sido la que me afectado en este 2009, en realidad, los años de 1834 y el de 2009 se están manifestando en EL AQUÍ Y AHORA pero EN DIFERENTES DIMENSIONES. Por  lo tanto, si yo corrijo el presente, estoy modificando el pasado y el futuro. SI SANO EL PRESENTE, SANO EL PASADO Y EL FUTURO y nuestra energía es la puerta de acceso a este propósito. Me basta observar mi presente y actuar en función de ello para SANAR MULTDIMENSIONALMENTE.

Por ejemplo, vamos a suponer que en esta vida siempre te ha costado el tema del dinero y SIEMPRE has vivido en carencia teniendo que realizar muchos esfuerzos para obtener algo que apenas te permita sobrevivir y a pesar de poner tu mejor esfuerzo y ser consciente de tus talentos, las cosas no fluyen o se caen antes de concretar. Tu ignoras que en el año de 1800 fuiste una persona RICA que no tuvo que hacer grandes esfuerzos para construir su riqueza pero en este tiempo fuiste profundamente lastimado por tu entorno pues NADIE te valoraba por tu persona, por lo que eras internamente y TODOS te “valoraban” por el dinero que veían en ti. Las cosas llegaron a tal límite que en algún momento expresaste “Ya no quiero más dinero! Quiero que se me valore por lo que soy!” y esta petición ha sido tan fuerte que ha viajado a través de la MULTIDIMENSIONALIDAD y tu vida en 1800 sigue transcurriendo en la riqueza, pero en 2009 estás tu, viviendo a nivel de sobrevivencia, buscando el RECONOCIMIENTO de los demás y si volteas un poco entre tus afectos, te darás cuenta que están contigo las personas que te aman y VALORAN desde lo más profundo AÚN SIN DINERO. Si analizas esta historia, te darás cuenta que la continua necesidad de RECONOCIMIENTO de la persona en 2009 es justo LA PUERTA DE SANACIÓN tanto para el presente como para el pasado de 1800, pues en ambos casos (ambas vidas) representa una LECCIÓN DE APRENDIZAJE. En el momento en que el “yo” de 2009 se ame y valore tal y como es sin tener necesidad de “tener” para “ser validado” en ese momento las heridas del “yo” del 1800 comenzarán a sanar pues podrá proyectar también su valía en ese tiempo y hará que las personas que le rodean vean en el “más que dinero”. Si analizas esta historia, te sorprenderá ver como realmente dos historias diferentes son LA MISMA manifestándose de manera paralela en lo multidimensional y lo más importante EN TIEMPO PRESENTE afectando AL MISMO SER.

No siempre podemos tener la oportunidad de saber que nos pasó en una vida anterior, pero SIEMPRE tenemos en este tiempo presente, pistas y señales de aquello que hay que sanar para liberar el alma del karma o sufrimiento y afortunadamente PODEMOS HACERLO AHORA CON MÁS CONSCIENCIA que en tiempos pasados.

Algunos procesos del subconsciente

Algunos procesos del subconsciente

La falta de dinero, siempre va vinculada al temor, miedo “a no tener”, miedo “a que no llegue”, miedo “a que se termine”, miedo a que “todo fracase”. Cuando activamos un miedo, conectamos con la falta de confianza en nosotros, con la falta de autoestima o no merecimiento, por ejemplo: “El negocio no va a funcionar (miedo)… pues mis servicios no están a la altura…(auto-valía)” El miedo en si, baja nuestra frecuencia, pero cuando el miedo atenta o agrede nuestra esencia, entonces, nuestra frecuencia vibratoria baja aún más. Ahí, ya no estamos vibrando en la frecuencia de nuestros deseos, ahí ya cerramos la puerta, sin embargo, todavía el proceso sigue y la distancia a nuestro deseo se hará más larga.

Una vez vinculados a la falta de auto-valía, entonces se activará el proceso QUE CONFIRME NUESTRA CREENCIA,  y esto irá en relación al tipo de creencia que estamos sosteniendo.

Siguiendo el mismo ejemplo anterior, al vincular con la falta de valía o de autoestima, de alguna forma estamos diciendo “que no merecemos” pues nuestro trabajo “no está a la altura”.

Cuando “No merecemos” estamos activando “un castigo” por lo tanto, todo lo que se manifieste en nuestra vida, vendrá con castigos y dolor, por ejemplo, si quiero hacer un viaje, lo pagaré por medio de tarjetas de crédito, de esa manera, “obtengo lo que deseo” pero por medio del castigo de la deuda, el viaje lo estaré sufriendo un año o más bajo este sistema. Por un lado, quiero concretar un deseo, por el otro, pienso que no lo merezco y busco inconscientemente que por cada cosa que me haga feliz, debe haber otra que me provoque sufrimiento.

Las dudas, la avaricia, el despilfarro, las compras compulsivas, son algunas formas que tenemos de negarnos la posibilidad de disfrutar de nuestra prosperidad, son algunas formas de no poder sostener la prosperidad o el dinero en nuestra vida.

La cantidad de dinero que ganamos no es un catalizador de nuestra prosperidad, pues aún perteneciendo a las altas esferas sociales y económicas y ganando importantes sumas de dinero, se puede vivir en carencia, pues la abundancia es un TEMA DE CONSCIENCIA.

Si vemos de lejos la vida de los famosos, nos daremos cuenta que aún, con fama y dinero, se tienen deudas impagables y llegan a perder todo al final de su vida y aún con grandes talentos, los conceptos que NIEGAN SU ESENCIA (miedos y falta de auto-reconocimiento) siguen vinculados a la persona. Aún personas que ganan la lotería, por su vibración en la carencia, pierden el dinero rápidamente sin poderlo disfrutar realmente. La abundancia, no es un tema de cantidad, sino de consciencia. No se trata de amasar grandes fortunas en el banco sino de TENER SIEMPRE LO QUE NECESITAMOS, EN EL MOMENTO EN QUE LO NECESITAMOS.

Las víctimas y la prosperidad

Las víctimas y la prosperidad

Actualmente tenemos una sociedad que nos ha enseñado a ser víctimas. Nos sentimos víctimas de nuestros padres, nuestros amigos, nuestro Gobierno, nuestro destino y de Dios mismo. No solo alimentamos esta energía, sino que la disfrutamos y creamos una de las más grandes adicciones al dolor. Las víctimas nunca serán prósperas. Las víctimas nunca tendrán dinero ni éxito. No hay persona próspera que sea víctima. La gente próspera no se queja, más bien soluciona. La gente prospera no le da el poder de su vida a nadie, más bien toman el poder de su propia vida.

El dejar las quejas, las críticas, los chismes y los patrones autocompasivos no es cosa fácil para la víctima, pues dentro de este rol, la víctima encuentra ciertos satisfactores que perdería al dejarlos, por ejemplo, ante su queja, la víctima obtiene atención y apapacho, se siente agredida ante soluciones pues no quiere solucionar, quiere ser “amada” quiere ser “atendida” y confunde atención por amor. No se da cuenta que la atención puede ser impuesta y comprometida pero no es un sinónimo de amor y que es más fácil generar amor no siendo víctima, que siéndolo pues ¿quién aguanta a una persona quejosa toda la vida?.

Para poder tener dinero, es necesario dejar el papel de víctimas, TOMAR LA RESPONSABILIDAD DE NUESTRA VIDA y QUITARLE EL PODER a lo que no nos deja crecer. Un trabajo mal pagado, una relación destructiva, el que dirán, los chismes, las amistades que retroalimentan nuestra negatividad… en fin, todo aquello a lo que le hemos dado poder y no ha servido más que para amarrarnos más a lo que no deseamos.

EL PODER DE LA CRÍTICA Y LAS QUEJAS

El quejarnos continuamente de todo lo que no nos gusta del mundo, nos desconecta del amor, del agradecimiento, de nuestra esencia y de la Divinidad y nos conecta con la energía de víctima, una energía de muy baja vibración, pues dentro de la victimitis, no hay acción, hay resignación, quejas y tristezas si, pero sin la energía para transformar lo que no funciona bien, sufrimos, pero estamos bien en esa zona de confort que no nos hace tomar más riesgos en nuestra vida, sufrimos, si, pero vivir así no implica esfuerzo ni compromiso, no implica responsabilidad ni decisión. Rechazar lo que vemos a nuestro alrededor, equivale a rechazar la vida misma. En la medida que luchemos contra la vida, se irán disolviendo nuestros sueños, pues para ser prósperos tenemos que AMAR LA VIDA pues esta energía es de alta frecuencia, conecta con el amor y el agradecimiento, conecta con la belleza que irradia nuestra esencia y la manifestación de Dios en la Tierra, si no podemos ver esto, no podemos pensar en ser prósperos pues es una AUTONEGACIÓN. La belleza, el amor y la prosperidad están ahí, pero al no ver, lo rechazamos, por lo tanto, nos lo auto-negamos pues en definitiva, mucha gente vive rodeada de belleza, amor y prosperidad, ES POSIBLE MANIFESTAR ESTAS CUALIDADES ENTONCES. Pero a través de la victimitis es IMPOSIBLE crearlas.

El dinero en el nuevo mundo

El dinero en el nuevo mundo

El dinero es un símbolo de nuestra energía creativa.

A través de nuestra prosperidad se manifiesta nuestra conexión con nuestra ESENCIA y nuestra conexión con la DIVINIDAD.

Cuando en lugar de la abundancia experimentamos la carencia económica, en realidad, lo que se está reflejando son bloqueos en nuestra energía que pueden materializarse de diversas formas, como proyectos que no se concretan, robos, pérdidas ó ganancias mínimas. A mayor luz, mayor prosperidad, a menos luz, más problemas económicos. La Luz de una persona no se mide por su bondad o buenas intenciones propiamente, sino por su nivel de consciencia.

El dinero es energía vital que recorre el planeta al igual que la sangre recorre el cuerpo físico. ¿Por qué el dinero nos falta y la sangre no?. Porque la sangre fluye naturalmente, sin nuestra intervención y al dinero lo manejan nuestros mandatos mentales, en especial el miedo. Los conflictos con el dinero son un indicador de algún problema en otro nivel. Generalmente los mismos conflictos que vivimos a nivel material se reflejan en nuestro mundo emocional.

Los bloqueos energéticos se pueden encontrar en:

  1. Nuestros patrones mentales
  2. Nuestras emociones
  3. Nuestra herencia genética (ADN)
  4. Nuestra experiencias de vidas pasadas
  5. Nuestra energía

Todo, absolutamente todo, crea hilos invisibles para nosotros. Muchos de los bloqueos pueden estarse creando en el presente en base a lo que cargamos del pasado.  Algunos bloqueos los conocemos bien y los tenemos conscientes, otros los desconocemos totalmente y ahí es donde entra la dificultad de sanación.

En el transcurso de este curso, iremos abordando cada una de estas zonas de manera más profunda.

EL DINERO EN EL NUEVO MUNDO

Actualmente, el dinero está viviendo una transformación profunda, no solo en nuestro planeta, sino en la forma en que lo percibimos. La consciencia colectiva se está transformando y con ellos, estamos reconstruyendo nuevas bases, sin embargo, para que esto pueda ser posible, el mundo material, tal y como lo concebimos, será destruido, no necesariamente hablamos de una destrucción física, sino nos referimos a las bases en las que están fundamentadas pues el dinero se ha fundamentado como UN SISTEMA DE CONTROL que no puede continuar de esa manera pues ya no es útil así.

La nueva concepción del dinero, está fundamentada en la confianza en el curso de la vida y el universo en nuestro interior.

Aceptamos que la energía creativa y la energía del universo son la fuente básica de todo. Una vez que nos conectamos y entregamos a ella, todo nos pertenece. El vacío se llena desde nuestro interior. Nos damos cuenta de que el dinero es un reflejo de la energía que se traslada a través de nuestro canal.

Entre más aprendamos a funcionar en el mundo confiando en nuestra intuición, más fuerte será nuestro canal y probablemente tendremos más dinero.

La cantidad de dinero en la vida depende de nuestra habilidad para escuchar a nuestra guía interior y para arriesgarnos a actuar de acuerdo con ella. Cuando escuchas al universo y actúas de acuerdo a él, el dinero entra a tu vida de manera creciente. De esta manera, el dinero fluye sin sacrificios. El aprender a guiarnos de nuestra intuición implica SOLTAR NUESTROS MIEDOS MÁS ARRAIGADOS, pues aún con una intuición desarrollado, nuestros miedos pueden crearnos las suficientes justificaciones para SOLTAR AQUELLO QUE PUEDE SER PARA NUESTRO BENEFICIO.

La obtención del dinero se convierte en una consecuencia de nuestra realización personal, ya no trabajamos solo por dinero sino que elegimos aquél trabajo que amamos, elegimos seguir nuestra vocación, entonces además del dinero obtenemos satisfacción personal y dejamos de vivir con vacíos en torno a la prosperidad.

Ser un canal de prosperidad significa que la abundancia del Universo se exprese a través de nosotros

Los Mandalas en la Regresión

Los Mandalas en la Regresión

Un mandala trae a la superficie todo aquello que guardamos en el subconsciente y que no podemos ver con total claridad.

Por medio de un mandala podemos sacar a la luz las huellas más profundas de nuestra alma. Las huellas que no solo se han creado a través de las experiencias de esta vida sino a través de otras vidas.

A través de la forma y el color, es posible hacer una regresión a vidas pasadas, para crear en este tiempo presente, una oportunidad de sanación, liberando todo aquello que no nos permite avanzar, al mismo tiempo que nos hacemos conscientes de las herramientas con las que contamos para hacerle frente a la vida pues los mandalas no solo nos muestran nuestras limitantes, sino que también nos muestran nuestra LUZ, nuestra esencia, nuestras cualidades y dones, haciéndonos consciente de lo que SOMOS, de aquello que busca emerger para proyectarse al mundo y que es importante hacer consciente para transformar nuestra calidad de vida.

Cuando nos encontramos con un patrón mental o emocional que no resulta fácil de liberar, que es muy arraigado y que ha sido una constante a lo largo de nuestra vida, podemos hacer uso de esta técnica para regresionar y sanar EN TIEMPO PRESENTE lo que hemos traído con nosotros a través de los años, los tiempos y de vidas anteriores.

El tema de vidas pasadas pudiera parecer muy complejo y sin embargo, en términos prácticos, no lo es. Podemos estar seguros que todo lo que somos hoy, es el resultado de nuestra larga vida en el planeta. Las huellas que han marcado nuestra alma, no han sido creadas en este tiempo presente, sino han sido creadas en otros tiempos y otros espacios y se REFLEJAN o MATERIALIZAN en el aquí y ahora. Es en este tiempo presente donde podemos hacernos conscientes de ello para sanar y liberar lo que hemos cargado durante tanto tiempo. Recordemos que el tiempo es cronológico para nuestro cuerpo físico, pero el alma NO TIENE TIEMPO NI EDAD, el alma tiene una identidad y una historia, la misma que ha venido desarrollando desde su nacimiento, el alma realmente tiene uno vida… una vida eterna. Cambiar de cuerpo, es como cambiar de ropa. El hecho de cambiar de cuerpo, espacio, tiempo y lugar no cambia la identidad de nuestra alma, sus miedos, traumas, heridas, cualidades, aptitudes o vocación prevalecen siempre y solo van cambiando en su proceso natural de transformación o evolución.

Por medio de los mandalas, no podremos ver quienes fuimos en otros tiempos, ni que experiencias tuvimos o con que personas nos relacionamos. Lo que veremos en un mandala son LAS HUELLAS emocionales, mentales, físicas o espirituales más arraigadas y que han permanecido con nosotros por mucho tiempo a lo largo de la vida de nuestra alma y que siguen afectándonos en este tiempo presente.

Mandala: “La Fuerza del Conocimiento”

Mandala: “La Fuerza del Conocimiento”

Día a día definimos nuestra vida dependiendo de las desiciones que tomamos. Para decidir tenemos que saber que queremos, que buscamos y posteriormente, que pasos o que caminos nos llevarán a nuestra meta.

El siguiente ejercicio tiene como propósito ayudarte (por medio de la introspección) a definir que quieres en la vida, que patrones de creencias habrá que superar para llegar a tu meta y que opciones tienes en la vida

Leer más