0
Creación multidimensional

Creación multidimensional

Ser CANAL significa que aquello que queremos canalizar, fluirá a través de nuestra energía. Todo lo que somos y tenemos, ha sido canalizado. Ser conscientes del arte de canalizar, nos permite modificar lo que se requiera para lograr nuestros objetivos.
Mantener alineados nuestros 7 centros de energía (chakras) no es suficiente para ser canales. Es la base y el comienzo, pero por supuesto, hay mucho más que hacer en cuanto a nuestra energía se trata.

Contamos actualmente con más chakras superiores e inferiores de los que comúnmente atendemos y ello conforma nuestra CONEXIÓN CIELO TIERRA, es decir, sin una conexión Cielo, no podemos canalizar energía Infinita proveniente de la Fuente o del Universo. Sin una Conexión Tierra, no podemos manifestarla en lo físico. Ambas líneas energéticas van más allá de lo físico, incluso, si ves el número de chakras inferiores que tenemos, te darás cuenta que incluso, van más allá del piso que pisas, por lo que esto nos muestra más gráficamente lo que significa el estar “enraizados”. Mientras más fuerte y enraizada sea la energía de nuestros chakras inferiores, más fácil será manifestar en lo físico.

El aura se divide en varias capas. De una manera breve y sencilla podríamos decir que dentros de estas capas, se rige todo lo concerniente al campo físico, emocional, mental, astral y espiritual.

Siempre que nosotros manifestamos algo, lo hacemos de manera MULTIDIMENSIONAL pues en cada manifestación se entrelazan todos nuestros campos.

Al ser multidimensional no solo estamos filtrando información de este momento o de esta vida, sino que filtramos también información de TODAS NUESTRAS VIDAS pues en lo multidimensional NO HAY PASADO, PRESENTE NI FUTURO sino que todo se desarrolla DE MANERA PARALELA Y EN TIEMPO PRESENTE por lo que mientras nuestra mente lineal considera que mi vida anterior vivida en el año 1834 ha sido la que me afectado en este 2009, en realidad, los años de 1834 y el de 2009 se están manifestando en EL AQUÍ Y AHORA pero EN DIFERENTES DIMENSIONES. Por  lo tanto, si yo corrijo el presente, estoy modificando el pasado y el futuro. SI SANO EL PRESENTE, SANO EL PASADO Y EL FUTURO y nuestra energía es la puerta de acceso a este propósito. Me basta observar mi presente y actuar en función de ello para SANAR MULTDIMENSIONALMENTE.

Por ejemplo, vamos a suponer que en esta vida siempre te ha costado el tema del dinero y SIEMPRE has vivido en carencia teniendo que realizar muchos esfuerzos para obtener algo que apenas te permita sobrevivir y a pesar de poner tu mejor esfuerzo y ser consciente de tus talentos, las cosas no fluyen o se caen antes de concretar. Tu ignoras que en el año de 1800 fuiste una persona RICA que no tuvo que hacer grandes esfuerzos para construir su riqueza pero en este tiempo fuiste profundamente lastimado por tu entorno pues NADIE te valoraba por tu persona, por lo que eras internamente y TODOS te “valoraban” por el dinero que veían en ti. Las cosas llegaron a tal límite que en algún momento expresaste “Ya no quiero más dinero! Quiero que se me valore por lo que soy!” y esta petición ha sido tan fuerte que ha viajado a través de la MULTIDIMENSIONALIDAD y tu vida en 1800 sigue transcurriendo en la riqueza, pero en 2009 estás tu, viviendo a nivel de sobrevivencia, buscando el RECONOCIMIENTO de los demás y si volteas un poco entre tus afectos, te darás cuenta que están contigo las personas que te aman y VALORAN desde lo más profundo AÚN SIN DINERO. Si analizas esta historia, te darás cuenta que la continua necesidad de RECONOCIMIENTO de la persona en 2009 es justo LA PUERTA DE SANACIÓN tanto para el presente como para el pasado de 1800, pues en ambos casos (ambas vidas) representa una LECCIÓN DE APRENDIZAJE. En el momento en que el “yo” de 2009 se ame y valore tal y como es sin tener necesidad de “tener” para “ser validado” en ese momento las heridas del “yo” del 1800 comenzarán a sanar pues podrá proyectar también su valía en ese tiempo y hará que las personas que le rodean vean en el “más que dinero”. Si analizas esta historia, te sorprenderá ver como realmente dos historias diferentes son LA MISMA manifestándose de manera paralela en lo multidimensional y lo más importante EN TIEMPO PRESENTE afectando AL MISMO SER.

No siempre podemos tener la oportunidad de saber que nos pasó en una vida anterior, pero SIEMPRE tenemos en este tiempo presente, pistas y señales de aquello que hay que sanar para liberar el alma del karma o sufrimiento y afortunadamente PODEMOS HACERLO AHORA CON MÁS CONSCIENCIA que en tiempos pasados.

Algunos procesos del subconsciente

Algunos procesos del subconsciente

La falta de dinero, siempre va vinculada al temor, miedo “a no tener”, miedo “a que no llegue”, miedo “a que se termine”, miedo a que “todo fracase”. Cuando activamos un miedo, conectamos con la falta de confianza en nosotros, con la falta de autoestima o no merecimiento, por ejemplo: “El negocio no va a funcionar (miedo)… pues mis servicios no están a la altura…(auto-valía)” El miedo en si, baja nuestra frecuencia, pero cuando el miedo atenta o agrede nuestra esencia, entonces, nuestra frecuencia vibratoria baja aún más. Ahí, ya no estamos vibrando en la frecuencia de nuestros deseos, ahí ya cerramos la puerta, sin embargo, todavía el proceso sigue y la distancia a nuestro deseo se hará más larga.

Una vez vinculados a la falta de auto-valía, entonces se activará el proceso QUE CONFIRME NUESTRA CREENCIA,  y esto irá en relación al tipo de creencia que estamos sosteniendo.

Siguiendo el mismo ejemplo anterior, al vincular con la falta de valía o de autoestima, de alguna forma estamos diciendo “que no merecemos” pues nuestro trabajo “no está a la altura”.

Cuando “No merecemos” estamos activando “un castigo” por lo tanto, todo lo que se manifieste en nuestra vida, vendrá con castigos y dolor, por ejemplo, si quiero hacer un viaje, lo pagaré por medio de tarjetas de crédito, de esa manera, “obtengo lo que deseo” pero por medio del castigo de la deuda, el viaje lo estaré sufriendo un año o más bajo este sistema. Por un lado, quiero concretar un deseo, por el otro, pienso que no lo merezco y busco inconscientemente que por cada cosa que me haga feliz, debe haber otra que me provoque sufrimiento.

Las dudas, la avaricia, el despilfarro, las compras compulsivas, son algunas formas que tenemos de negarnos la posibilidad de disfrutar de nuestra prosperidad, son algunas formas de no poder sostener la prosperidad o el dinero en nuestra vida.

La cantidad de dinero que ganamos no es un catalizador de nuestra prosperidad, pues aún perteneciendo a las altas esferas sociales y económicas y ganando importantes sumas de dinero, se puede vivir en carencia, pues la abundancia es un TEMA DE CONSCIENCIA.

Si vemos de lejos la vida de los famosos, nos daremos cuenta que aún, con fama y dinero, se tienen deudas impagables y llegan a perder todo al final de su vida y aún con grandes talentos, los conceptos que NIEGAN SU ESENCIA (miedos y falta de auto-reconocimiento) siguen vinculados a la persona. Aún personas que ganan la lotería, por su vibración en la carencia, pierden el dinero rápidamente sin poderlo disfrutar realmente. La abundancia, no es un tema de cantidad, sino de consciencia. No se trata de amasar grandes fortunas en el banco sino de TENER SIEMPRE LO QUE NECESITAMOS, EN EL MOMENTO EN QUE LO NECESITAMOS.

Las víctimas y la prosperidad

Las víctimas y la prosperidad

Actualmente tenemos una sociedad que nos ha enseñado a ser víctimas. Nos sentimos víctimas de nuestros padres, nuestros amigos, nuestro Gobierno, nuestro destino y de Dios mismo. No solo alimentamos esta energía, sino que la disfrutamos y creamos una de las más grandes adicciones al dolor. Las víctimas nunca serán prósperas. Las víctimas nunca tendrán dinero ni éxito. No hay persona próspera que sea víctima. La gente próspera no se queja, más bien soluciona. La gente prospera no le da el poder de su vida a nadie, más bien toman el poder de su propia vida.

El dejar las quejas, las críticas, los chismes y los patrones autocompasivos no es cosa fácil para la víctima, pues dentro de este rol, la víctima encuentra ciertos satisfactores que perdería al dejarlos, por ejemplo, ante su queja, la víctima obtiene atención y apapacho, se siente agredida ante soluciones pues no quiere solucionar, quiere ser “amada” quiere ser “atendida” y confunde atención por amor. No se da cuenta que la atención puede ser impuesta y comprometida pero no es un sinónimo de amor y que es más fácil generar amor no siendo víctima, que siéndolo pues ¿quién aguanta a una persona quejosa toda la vida?.

Para poder tener dinero, es necesario dejar el papel de víctimas, TOMAR LA RESPONSABILIDAD DE NUESTRA VIDA y QUITARLE EL PODER a lo que no nos deja crecer. Un trabajo mal pagado, una relación destructiva, el que dirán, los chismes, las amistades que retroalimentan nuestra negatividad… en fin, todo aquello a lo que le hemos dado poder y no ha servido más que para amarrarnos más a lo que no deseamos.

EL PODER DE LA CRÍTICA Y LAS QUEJAS

El quejarnos continuamente de todo lo que no nos gusta del mundo, nos desconecta del amor, del agradecimiento, de nuestra esencia y de la Divinidad y nos conecta con la energía de víctima, una energía de muy baja vibración, pues dentro de la victimitis, no hay acción, hay resignación, quejas y tristezas si, pero sin la energía para transformar lo que no funciona bien, sufrimos, pero estamos bien en esa zona de confort que no nos hace tomar más riesgos en nuestra vida, sufrimos, si, pero vivir así no implica esfuerzo ni compromiso, no implica responsabilidad ni decisión. Rechazar lo que vemos a nuestro alrededor, equivale a rechazar la vida misma. En la medida que luchemos contra la vida, se irán disolviendo nuestros sueños, pues para ser prósperos tenemos que AMAR LA VIDA pues esta energía es de alta frecuencia, conecta con el amor y el agradecimiento, conecta con la belleza que irradia nuestra esencia y la manifestación de Dios en la Tierra, si no podemos ver esto, no podemos pensar en ser prósperos pues es una AUTONEGACIÓN. La belleza, el amor y la prosperidad están ahí, pero al no ver, lo rechazamos, por lo tanto, nos lo auto-negamos pues en definitiva, mucha gente vive rodeada de belleza, amor y prosperidad, ES POSIBLE MANIFESTAR ESTAS CUALIDADES ENTONCES. Pero a través de la victimitis es IMPOSIBLE crearlas.

El dinero en el nuevo mundo

El dinero en el nuevo mundo

El dinero es un símbolo de nuestra energía creativa.

A través de nuestra prosperidad se manifiesta nuestra conexión con nuestra ESENCIA y nuestra conexión con la DIVINIDAD.

Cuando en lugar de la abundancia experimentamos la carencia económica, en realidad, lo que se está reflejando son bloqueos en nuestra energía que pueden materializarse de diversas formas, como proyectos que no se concretan, robos, pérdidas ó ganancias mínimas. A mayor luz, mayor prosperidad, a menos luz, más problemas económicos. La Luz de una persona no se mide por su bondad o buenas intenciones propiamente, sino por su nivel de consciencia.

El dinero es energía vital que recorre el planeta al igual que la sangre recorre el cuerpo físico. ¿Por qué el dinero nos falta y la sangre no?. Porque la sangre fluye naturalmente, sin nuestra intervención y al dinero lo manejan nuestros mandatos mentales, en especial el miedo. Los conflictos con el dinero son un indicador de algún problema en otro nivel. Generalmente los mismos conflictos que vivimos a nivel material se reflejan en nuestro mundo emocional.

Los bloqueos energéticos se pueden encontrar en:

  1. Nuestros patrones mentales
  2. Nuestras emociones
  3. Nuestra herencia genética (ADN)
  4. Nuestra experiencias de vidas pasadas
  5. Nuestra energía

Todo, absolutamente todo, crea hilos invisibles para nosotros. Muchos de los bloqueos pueden estarse creando en el presente en base a lo que cargamos del pasado.  Algunos bloqueos los conocemos bien y los tenemos conscientes, otros los desconocemos totalmente y ahí es donde entra la dificultad de sanación.

En el transcurso de este curso, iremos abordando cada una de estas zonas de manera más profunda.

EL DINERO EN EL NUEVO MUNDO

Actualmente, el dinero está viviendo una transformación profunda, no solo en nuestro planeta, sino en la forma en que lo percibimos. La consciencia colectiva se está transformando y con ellos, estamos reconstruyendo nuevas bases, sin embargo, para que esto pueda ser posible, el mundo material, tal y como lo concebimos, será destruido, no necesariamente hablamos de una destrucción física, sino nos referimos a las bases en las que están fundamentadas pues el dinero se ha fundamentado como UN SISTEMA DE CONTROL que no puede continuar de esa manera pues ya no es útil así.

La nueva concepción del dinero, está fundamentada en la confianza en el curso de la vida y el universo en nuestro interior.

Aceptamos que la energía creativa y la energía del universo son la fuente básica de todo. Una vez que nos conectamos y entregamos a ella, todo nos pertenece. El vacío se llena desde nuestro interior. Nos damos cuenta de que el dinero es un reflejo de la energía que se traslada a través de nuestro canal.

Entre más aprendamos a funcionar en el mundo confiando en nuestra intuición, más fuerte será nuestro canal y probablemente tendremos más dinero.

La cantidad de dinero en la vida depende de nuestra habilidad para escuchar a nuestra guía interior y para arriesgarnos a actuar de acuerdo con ella. Cuando escuchas al universo y actúas de acuerdo a él, el dinero entra a tu vida de manera creciente. De esta manera, el dinero fluye sin sacrificios. El aprender a guiarnos de nuestra intuición implica SOLTAR NUESTROS MIEDOS MÁS ARRAIGADOS, pues aún con una intuición desarrollado, nuestros miedos pueden crearnos las suficientes justificaciones para SOLTAR AQUELLO QUE PUEDE SER PARA NUESTRO BENEFICIO.

La obtención del dinero se convierte en una consecuencia de nuestra realización personal, ya no trabajamos solo por dinero sino que elegimos aquél trabajo que amamos, elegimos seguir nuestra vocación, entonces además del dinero obtenemos satisfacción personal y dejamos de vivir con vacíos en torno a la prosperidad.

Ser un canal de prosperidad significa que la abundancia del Universo se exprese a través de nosotros