0
Significado del Karma

Significado del Karma

La palabra Karma viene de la raíz sánscrita kri, y significa ritual, acto, palabra, hecho o ceremonia.

Ceremonia: Serie de acciones que garantizan que el resultado de las acciones que se llevan a cabo sea el correcto.

El manejo del Karma es constantemente la función primaria del ritual en todas las religiones y en todos los sistemas de crecimiento interno. La función secundaria es alterar el estado de la conciencia de lo mundano a lo arcano, y de lo físico a lo sutil.

Si consideramos que nuestra vida es un viaje, podríamos decir que el Karma es la forma creativa de desarrollar este viaje. No es un destino ya que contamos con nuestro libre albedrío.. El curso de la vida es un cambio constante que depende de nuestra actitud ante ella. El Karma es todo un proceso.

Proceso: Secuencia de acciones

Al final podríamos concluir que el Karma es todo un proceso que nos garantiza un resultado ya sea positivo o negativo. Se deriva de la ley de acción y reacción, todo efecto tiene su causa.

Categorías del Karma

El Karma tiene muchas divisiones y categorías, en este momento citaremos las 3 más importantes, que son las siguientes:

  • SaBija Karma: Es con el que hemos nacido, como resultado de vidas anteriores.
  • Agami Karma: Es el que recolectamos durante toda nuestra vida, a partir de nuestro nacimiento.
  • Parabdhra: Es el Karma inevitable, la cosecha de toda nuestra vida.

Más adelante nos enfocaremos en cada una de estas categorías.

Ejercicio No. 2

Contesta:

  1. ¿Qué es lo que sientes o sabes de tu nacimiento?
  2. ¿Cuál es tu recuerdo más antiguo en este momento?

Trata de responder de una manera natural, por lo que tu sientas o tengas referencia. No busques respuestas complicadas.

Con este ejercicio se intenta activar tu memoria, para remontarte al pasado con tus primeros recuerdos.

Del recuerdo del pasado puedes concluir la existencia de miedos o traumas que no sabes de donde provienen, por ejemplo:

“Cuando iba a nacer, no había quien atendiera a mi mamá en el parto, así que se retardó hasta que no pudo más. Ahora, le tengo terror al agua”

Este es un ejemplo de un hecho real que tuvo una consecuencia que ha durado toda una vida.

Saca tus propias conclusiones.

“No existe lo que conocemos como casualidad; lo que parece ser para nosotros la más simple accidente brota de la más profunda fuente del destino”

Friedrish Schiller

El Karma de la vida cotidiana (Agami Karma)

El Karma de la vida cotidiana (Agami Karma)

El Agami Karma, es el Karma que recolectamos durante nuestra vida a partir del nacimiento, son las consecuencias de lo que hemos hecho, es el resultado de nuestras acciones, la reacción inevitable. Hay que recordar que el Karma es una continua siembra de semilla, en este caso, sembramos las semillas y quedan en espera para germinar. A veces parece increíble que un acontecimiento que sufres a los 80 años, fue producido por una acción creada a los 10. Conforme vas viviendo el hoy estás creando el mañana, es automático.

Todo actúa por ciclos Kármicos y esto puede ser en personas, negocios, naciones, en fin… en todo. Aún cuando la comprensión de al algún suceso no lo podamos comprender, este está regido por el Agami Karma.

Medita sobre el siguiente axioma hindu/budista:

Siembra un pensamiento, cosecha una acción;
Siembra una acción, cosecha una reacción;
Siembra una reacción, cosecha un hábito;
Siembra un hábito, cosecha una característica;
Siembra una característica, cosecha un DESTINO.

Ciclos Kármicos

La actividad de la vida se centra en 4 ciclos:

  1. Primer Ciclo- 0-27 años: La etapa del estudio y educación en la vida.
  2. Segundo Ciclo – 25-54 años: Período productivo, de la familia y profesional, es el momento para trabajar en la vida.
  3. Tercer Ciclo – 50-81 años: Retiro de la vida activa, tiempo libre y movimiento profundo hacia la vida interior y la espiritualidad.
  4. 81 años en adelante: Renuncia a todo menos a Dios, se experimenta cualquier momento de la vida.
Estos 3 ciclos arriba mencionados, están a su vez, dividido en 3 ciclos cada uno, por ejemplo, el Primer Ciclo que abarca de los 0 a los 27 años, comprende etapas Kármicas de los 0 a los 9 años, de los 9 a los 18 y de los 18 a los 27 años. Todo lo que se haga en cada uno de estos ciclos, va a repercutir en el siguiente y a su vez cuando se complete el Primer Ciclo completamente, éste va a mover el ciclo siguiente.

Todo funciona como ruedas de engranaje, cada etapa, cada acción presente es la que moverá la siguiente etapa futura, es decir, en el presente, estamos preparando el terreno del desarrollo de nuestro futuro. Esto comprende no solamente acciones, también abarca nuestros pensamientos.

Hay algo muy importante que subrayar, para que nosotros sembremos algún tipo de Karma, en esta etapa, debemos saber que lo importante es la intención y no la acción, es decir, el sentimiento o pensamiento que me mueve para hacer algo es lo que en definitiva creará mi Karma. No importa siquiera si al cometer algún ilícito hacemos daños a alguien o no, lo que importa es nuestra intención. El acto de cometer algún ilícito en plena consciencia de lo que se está haciendo, es lo que creará un Karma que en un futuro tendrás que experimentar. Jesús lo decía de esta manera:

“Haz a otros lo que quieras que te hagan a ti” porque ” de la manera en que siembres, cosecharás”.

El Karma será diferente según la familia, cultura o país donde se viva, dependiendo de los valores que cada uno establezca.

Ejercicio

Los psicólogos afirman que propiciamos nuestras psicopatologías de generación en generación.

Preguntate a ti mismo ¿Quién fue o es mi padre?

Con esto comprobarás que muchos de los patrones que llevas en las acciones y pensamientos han sido aprendidos por tus padres.

¿Cuál fue el comentario más importante que tu padre te hizo o cuál fue su actitud ante la vida?.

Karma y Dharma

Karma y Dharma

Concepto de Karma: Es la ley del crecimiento psicoespiritual que involucra una reacción igual y en sentido contrario para cada acción. El Karma es un proceso que asegura la evolución de la conciencia.

La definición anterior puede sonarte conocida, podría ser un equivalente a la Ley de Newton en el ramo de la física. Los físicos como Newton y Einstein tenian un amplio conocimiento de la física y la relación del universo con el hombre, pero tal parece que hasta la fecha hemos hecho caso omiso de estos conceptos.

El conocimiento del Karma nos ayuda a entender los hechos “inexplicables” que nos suceden a lo largo de nuestra vida.

El karma es una Ley Universal que nos enseña que por cada acción nuestra habrá una reacción lógica. Todos nuestros actos tienen una consecuencia.

Podríamos utilizar al Karma como una señal, si algo no funciona bien en nuestra vida, bastará con hacer un análisis de los hechos para poder concluir en donde es que estamos fallando.

El Karma no es cuestión de premio o castigo, tampoco es que exista un destino escrito, o que nuestro éxito o fracaso se deba a “nuestra buena estrella”. Nuestra vida es responsabilidad nuestra, y el karma nos enseña justamente eso, nos responsabiliza a nosotros mismos de nuestros actos, ya no culparemos a las circunstancias, al destino o a nuestra familia de nuestro fracaso. Teniendo este conocimiento, nos damos el derecho de ir armando nuestra vida con la conciencia total de cual será el resultado final en cada acción.

Las Leyes Primera y Segunda del Movimiento de Newton son también paradigmas ocultos del crecimiento personal y espiritual.

“Todo cuerpo permanece en un estado de reposo o movimiento uniforme en una línea recta a menos que se actúe con una fuerza ejercida externamente. (Traducción: Si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás obteniendo lo que siempre has obtenido. Alguien señaló que imaginar otra manera de hacer las cosas es una muy buena definición de la “locura”).”
   

“El nivel de cambio del impulso es proporcional a la fuerza ejercida, y tiene lugar en la misma dirección de la fuerza.(Traducción: “Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos”).”

A continuación cito algunos pasajes del Nuevo Testamento en donde hay posibles referencias acerca del karma:

… no te sientas engañado: Dios no es burlado: porque cualquier cosa que el hombre siembre, ésa será su cosecha.

… porque aquel que siembre en la carne, de la carne cosechará la corrupción de ésta; pero aquel que siembre en el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.
…. y no nos cansemos de obrar bien; porque a su debido tiempo consecharemos si no desfallecemos.

Gálatas, Cap. 6:7-9

El Karma va más allá de cualquier religión, es una Ley Universal que nace de la filosofía hindú y budista. Se trata de acciones y consecuencias y nada tiene que ver con la religión que se profese. Es una Ley que siempre está presente.

Dharma

Es la responsabilidad esencial que cada uno le debe a la sociedad de seres sensibles dentro de la que nace, al medio ambiente y por último, a nuestro “Ser” interior más alto.

El Dharma es lo que le debemos a la vida, la vida no nos debe nada, ya que ¡nos ha regalado la vida misma! Somos nosotros los que estamos comprometidos con ella con la finalidad de favorecer la evolución del grupo y el desarrollo personal por el solo acto de estar vivos.

Al hablar de numerología, se dice, que al momento de nacer se nos da un Dharma, esto tiene que ver con la fecha de nuestro nacimiento, podríamos decir que es la misión que nos ha sido encomendada. Si no aprendemos a escuchar nuestro interior, y no actuamos acorde con nuestra esencia, estaremos dentro de una vida de sufrimiento y dolor, esto es señal de que no estamos cumpliendo nuestra misión. No hay mayor tristeza que no seguir la voz de nuestro corazón, seguir nuestro Swadharma.

El Swadharma es el camino a la alegría y la felicidad. Tiene que ver con la tendencia psíquica individual o naturaleza, y sus necesidades para el crecimiento.

Es muy común criticar los defectos de los demás y que no podamos ver los nuestros, Cristo nos decía: “Como puedes ver la paja en el ojo ajeno y no puedes ver la viga que hay en tu ojo”, ya que la “paja” que criticamos es la misma “viga” que no vemos, es decir, cuando nos molesta algo de alguna persona, cuando criticamos su forma de ser o conducirse, debemos detenernos a analizar si este defecto no lo tenemos nosotros, por lo general sucede un fenómeno de proyección en donde vemos nuestros defectos proyectados en la gente con la que convivimos, es como una advertencia, una señal, es la forma más directa que tenemos de vernos a nosotros mismos y corregir lo que haya que corregir.

Por eso es mejor no malgastar nuestra energía juzgando y criticando a los demás y emplearla mejor en ordenar nuestra vida, superar nuestros defectos, acrecentar nuestras virtudes para continuar en nuestro proceso evolutivo ¡eso ya es suficiente trabajo!.

Ejercicio

Como primer ejercicio medita sobre la pregunta ¿Quién soy yo?

Toma una hoja de papel, un lápiz y en un sitio tranquilo, pregúntate ¿Quién soy yo?. Haz una descripción de tus sentimientos reales “Yo siento… me gusta… me dolió que me sucediera…etc.) no se trata de enfatizar el hospital en el que naciste, la escuela en la que estudiaste o que en tu vida anterior fuiste Cristóbal Colón. Se trata de hacer una lista de tus emociones, de tus pensamientos, de que te hace feliz o infeliz, hacer un análisis de tu verdadera esencia.

“La vida, sin ser analizada, no vale la pena de ser vivida.”
Sócrates

El Karma al nacer (Sabijakarma)

El Karma al nacer (Sabijakarma)

Este Karma nos es dado desde el momento de la concepción y el proceso dura los nueve meses de gestación. Es todo un proceso de creación, vida y muerte. Ya que el tiempo en que el feto vive dentro del vientre de la madre, es para el todo un ciclo que se cierra al nacer, se puede decir que para el bebé, el nacimiento es como para nosotros la muerte. De una manera vertiginosa, el feto pasa por las fases de siembra, plantación, cultivo y cosecha.

El ciclo de gestación, si lo comparáramos con nuestra vida a partir del nacimiento, quedaría de la siguiente manera:

NacimientoConcepción
JuventudPrimer trimestre como embrión
Vida adultaTransición del segundo trimestre hacia feto, con sus 5 sentidos y genitales desarrollados
Senectud con la muerte cercanaEl tercer trimestre, que concluye con el nacimiento

Los nueve meses de gestación son muy importantes y trascendentes para el bebé, tal vez más que los 70 años de vida que le siguen. Ya que es en esa etapa, donde surge el SaBija Karma.

El SaBija Karma no es dado como una semilla que se guardará dentro de nosotros esperando el momento oportuno para germinar. Nadie puede saber con exactitud el tipo de Karma que trae al nacer, las semillas están latentes, en espera, algunas germinarán y otras no, todo depende del agua con que se les riegue… dicha agua son las emociones.

El SaBija Karma brota cuando recibe algún estímulo que le recuerde “algo” del tiempo en el que vivió en el vientre de su madre. La reacción será una explosión de rechazo a la circunstancia actual que se haya presentado.

Al ser el SaBija Karma una semilla que se alimenta del agua de las emociones, podemos subrayar la importancia que tiene la madre como principal transmisor de emociones y lo importante que será la actitud que tenga la madre hacia su bebé y hacia la vida. Todo cuanto ella sienta, será transmitido.

Los sucesos en esa etapa también son importantes, la reacción de los padres ante la noticia del embarazo, la estabilidad emocional de ambos durante la gestación, el tipo de parto, la forma en que reaccionaron los padres ante su llegada, en fin. Todo es información que el bebé recibe, y que será trascendente a lo largo de su vida, porque estos recuerdos que viven guardados en el subconsciente, saldrán a flote en cuanto se presente alguna experiencia parecida, a lo largo de su vida.

Ejercicio

En un lugar tranquilo, contesta las siguientes preguntas:

  1. ¿Quién es o fue tu mamá?
  2. ¿Cuál fue el comentario más importante que te hizo tu mamá o cuál fue su actitud hacia la vida?

Con estas preguntas, se intenta ir despertando el inconsciente, ya que es ahí en donde las semillas del Karma se alimentan y germinan.

El Karma Inevitable (Prarabdha)

El Karma Inevitable (Prarabdha)

Esta fase del Karma es la culminación de todo, es irreversible, es la semilla ya germinada y creciendo, es nuestra cosecha…

En esta etapa, las consecuencias de nuestras acciones (buenas o malas) se hacen presentes, se manifiestan de una manera clara e irrevocable.

Como vimos ya en los capítulos anteriores:

  1. El Sabija Karma, es almacenado antes y durante el nacimiento y se encuentra prácticamente oculto.
  2. Con el Agami Karma, las semillas que se han ido sembrando (nuestras acciones) están ya plantadas y esperando para brotar al más ligero estímulo de irrigación (las emociones).
  3. Con el Prarabdha Karma, las semillas ya se plantaron, germinaron ¡y están creciendo!.

Ejercicio

Contesta a la siguiente pregunta, ¿Qué es lo que admiras y te agrada de ti mismo?

Karma bueno y karma malo

Karma bueno y karma malo

Como ya habíamos dicho anteriormente, el Karma no es un castigo, sino la consecuencia de nuestras acciones, por lo tanto, no hay Karma bueno o Karma malo, ya que lo bueno y lo malo lo definimos dependiendo desde donde vivimos los acontecimientos, por ejemplo, si tu tienes un pajarito de mascota en tu casa, y de repente llega un gato y se lo come, este hecho puede ser desastroso para ti, fatal para el pajarito, pero es ¡excelente para el gato! ¿Podrías decir que el gato sufriría algún “Karma malo” por esta acción?.

El Karma es una manera de crecer, de aprender, de evolucionar, es un aprendizaje continuo donde cada día vemos diferentes lecciones y en nuestra actitud hacia la vida, se verá si pasamos la prueba o no, un acontecimiento puede repetirse muchas veces dentro de nuestra vida, hasta que dicha lección sea aprendida por nosotros. El Karma resulta entonces, una Ley del Universo, creada de la manera más sofisticada en donde eliminamos con esto al Dios que juzga y castiga, ya que con ello deducimos que Dios no esta sentado observando cada uno de nuestros pasos, pendiente de donde cometimos un error, existen Leyes que trabajan por si solas, dejándole a Dios tareas más importantes.

Tenemos lo que hemos creado, lo que merecemos, por ejemplo, la mayoría de la gente desea ser rica, comprar un billete de lotería y ganársela ¿Por qué a algunos les llega y a otros no? Porque hay quien se lo merece y quien no. Porque la riqueza puede ser bueno para unos y malo para otros, la riqueza puede aniquilar los deseos de trabajar, aumenta el miedo y la inseguridad, incrementa el poder mal entendido. Esto puede ser aprendizaje para unos y retroceso para otros.

Todo esta perfectamente calculado, nada se mueve en este mundo por casualidad, cuando nosotros no podemos darle alguna explicación lógica a algún acontecimiento, podríamos llamarle “accidente” “casualidad o “suerte”, pero esto solo atañe al hombre, que en su conocimiento limitado, no puede ver más allá… falta mucho por aprender y descubrir.

Medita acerca del siguiente pensamiento:

Qué cierto es que nuestros destinos fueron decididos por naderías, y que una pequeña imprudencia, ayudada por algún accidente insignificante, como el que una bellota sea fertilizada por una gota de lluvia, pueda germinar en los árboles en que quizá nosotros u otras personas serán crucificadas.

Henri Frederic Amiel.

Ejercicio

Describe cuál es tu flor favorita, di el por qué y cuáles son las cualidades que te atraen de esa flor, si tu tuvieras la posibilidad de ser flor ¿Cuál serías?.

Describe cuál es tu objeto favorito, di el por qué y cuáles son las cualidades del objeto que te atraen. Si tu fueras un objeto ¿Cuál serías?.

Red Kármica

Red Kármica

Día a día vamos tejiendo nuestro Karma. Momento a momento, vamos armándolo mediante nuestras acciones y nuestra actitud ante la vida. Esto es realmente muy sutil, lo vamos haciendo sin darnos cuenta, de manera imperceptible. Nuestra vida está hecha de Karma, en un ciclo interminable de acción y reacción, en donde se conjuntan el destino y nuestro libre albedrío. Para ejemplificar esto, analiza la siguiente historia ¿en dónde termina el libre albedrío y dónde comienza el destino?.

A Miguel, esposo de Ana, le diagnosticaron sida, el cual contrajo cuando rompió un tubo de ensayo mientras realizaba un análisis de sangre en el laboratorio donde trabajaba.

En el laboratorio se trabajaba en la investigación sobre el sida. Después de que Miguel fue despedido por problemas de salud, el laboratorio logró un avance mayor en el tratamiento de la enfermedad. Éste involucraba la creación genética de una nueva forma de sida. Por desgracia, esta forma cambia fácilmente y una evade muy rápido la frontera entre las especies, infectando a una gran variedad de animales. Esta nueva forma de sida no es letal para los humanos, y aunque debilita el sistema inmunológico, destruye cualquier forma letal del virus del sida presente en la persona. Mientras que los humanos pueden sobrevivir con esta forma debilitada, los animales salvajes no lo harían. Podría destruir a la población total de fauna salvaje del mundo.

Ana le suplica a un compañero de trabajo de Miguel, que le suministre la droga a su pareja. Él accede con la condición de que tengan un encuentro sexual, pero después de la relación se niega a cumplir con su parte del trato. Ana, desesperada por obtener la droga, le pide a su hermana que razone con el. Después de una serie de reuniones, su hermana y el compañero de trabajo de Miguel, se enamoran ella se rehúsa a ayudar a Ana porque no quiere obligar a su amante a quebrantar la ley.

En su desaliento, Ana pide ayuda de un personaje del hampa, el señor Montenegro, quien consigue robar la droga por cierta cantidad.

Sin que Miguel lo supiera, Ana le administra la droga en diferentes alimentos y bebidas. Él se estabiliza y recupera una salud ligeramente frágil pero estable, que le permite volver a llevar una vida normal. Sus médicos pensaron que el virus del sida habia entrado a una etapa de recesión, sin percatarse de que un virus menos dañino había remplazado al virus original.

El señor Montenegro, impresionado por la belleza de Ana, ve la oportunidad de que forme parte de su exclusiva corte de prostitutas de lujo y comienza a sobornarla, creando un ambiente en el que ella acceda a sus demandas.

Para ese entonces, Ana se da cuenta que espera un bebé de Miguel.
Incapaz de salir adelante por la presión del embarazo, las demandas del señor Montenegro, o la preocupación de que Miguel llevara consigo un virus que pudiera destruir el reino animal, ella confiesa todo. Miguel se horroriza por lo que ha hecho, exige que se practique un aborto y de inmediato se pone en contacto con el Departamento Gubernamental para la Vida Salvaje y la Recreación, para ponerles al tanto de la situación.

Se lleva a cabo una investigación por parte del gobierno, dando como resultado el arresto y juicio de Ana. Sin embargo, mediante la asistencia de la ayuda legal del gobierno y gracias a la presión de grupos pro de los derechos de la mujer (debido a su embarazo), su sentencia se redujo a la libertad condicional. Para el tiempo del nacimiento de su bebé ella ya había sido olvidada de todos. Sin tener forma de mantenerse, es forzada a dar al bebé en adopción.

Como resultado de las presiones por las culpas, el caso en la Corte, la separación de su esposo, el despido de su trabajo y el hecho de que le quitaran al bebé, se volvió mentalmente inestable, y el apoyo adecuado para su enfermedad mental no está a su disposición. Un día espera a Miguel fuera de su departamento y lo asesina mientras él abre la puerta.

¿Quién es culpable en esta historia? ¿Podrías definir que es destino y que es Karma?. Te invito a que analices esta historia, puedes formar un grupo de amigos para hacerlo y ver las diferentes opiniones de todos.

Ejercicio.

Contesta la siguiente pregunta:

¿Cuál fue la mejor parte de tu libro, historia o cuento de hadas favorito cuando eras niño?

Analiza el pasaje del cuento que más te haya gustado, observa si este extracto, te hace ver reflejado y sobre todo, si refleja tu vida actual.