0
Creación de las Razas Humanas

Creación de las Razas Humanas

La raza humana, lleva en su ADN matriz, un equilibrio de diversos códigos genéticos. En esencia, este código posee los mismos elementos en cada raza, la diferencia se logra, en la forma en que ciertos rasgos predominan en unas y disminuyen en otras. Mismos elementos, cantidades diferentes, misma esencia. Esta compleja estructura de ADN, ha tenido el propósito de fortalecer la raza humana para ayudar, a su sobrevivencia durante su estancia en el planeta Tierra.

La raza humana fue representada a través de 4 colores primarios: negro, rojo, blanco y amarillo. Posteriormente, los matices y la integración total, se daría mezclando todos los colores y esto crearía, de manera natural, nuevas características raciales.

Características de las razas

La raza negra: Manifiestan la fuerza física, fuerza vital y sexualidad superior. Su función en el planeta ha sido la de darnos fuerza y resistencia física, fuerza procreadora e instinto de supervivencia. De manera inicial, habitarían los lugares cálidos y áridos del planeta, como África. Representan el elemento tierra.

La raza roja: Manifiestan el don del amor incondicional. Han aportado compasión y empatía y han a anclar el corazón sagrado en los demás, también nos han mostrado como intercambiar esa energía con los demás seres que habitan el planeta. La raza roja habitaría en los Andes, las Montañas Rocosas, los Himalayas tibetanos y son los esquimales, los peruanos, mayas y los nativos de América. Representan el elemento agua.
La raza amarilla: Maestros de la comunicación basada en la lógica y maestros de la tecnología, verdaderos arquetipos del hemisferio cerebral izquierdo. Su presencia nos aporta la habilidad de razonar y comunicarnos con nuestro intelecto superior. De manera inicial, habitarían en las poblaciones asiáticas. Representan el elemento aire.

La raza blanca (Aria): Manifiesta la voluntad y el deseo de destacar y dominar como especie, rechazan la limitación y se crece con los retos. Ellos nos aportan la voluntad y el empuje para lograr las cosas y rebelarnos ante las adversidades. Habitan los lugares fríos y templados de la Tierra. Representan el elemento fuego.

Todo ser humano, porta en su ADN, en diferentes niveles, la información esencial de cada raza. La presencia de cada una de las razas, ayuda al equilibrio del planeta, a nivel vibracional/energético, transmiten sus cualidades, pero también, a través de la mezcla de las razas, esta codificación modifica, creando diversas combinaciones, formas de expresión y manifestación en todos los seres humanos.

Las diferencias, aportan equilibrio al planeta.

Extraído del curso: “Cruzando el Portal”

Acerca del autor
Harumi Puertos
Fundadora de Rutas del Alma Especialista en Terapias Alternativas, Cambios Planetarios y Facilitadora en el crecimiento espiritual.

Deja un comentario