0
Las diferentes dimensiones que habitamos

Las diferentes dimensiones que habitamos

Nuestra existencia está rodeada de múltiples dimensiones que co-habitan con nosotros. Todas expresan diferentes formas de evolución y todas son importantes.

El proceso de evolución que estamos viviendo actualmente, tiene relación con la transición de una dimensión a otra, de manera concreta, hoy en día, podemos co-habitar la tercera y cuarta dimensión de manera simultánea mientras nos dirigimos hacia la quinta dimensión.

[themoneytizer id=”21703-1″]

En estos momentos muchos seres están realizando transiciones de tercera a cuarta y quinta dimensión. Ambas transiciones se están realizando sin necesidad de dejar la tercera dimensión, es decir, no es necesario morir pues se nos ha permitido trascender junto con nuestro cuerpo físico.

A continuación, resumimos los aspectos de cada dimensión:

  • La Primera dimensión: Convierte la energía en materia, es la frecuencia básica de los átomos y las moléculas. Los minerales y el agua vibran en esta frecuencia. De igual forma, se encuentran los fluidos y las corrientes eléctricas del cuerpo humano que activa el código genético e impulsa energéticamente el sistema celular.
  • La Segunda dimensión: Es la dimensión de animales y plantas en donde no hay reconocimiento individiual y solo hay reconocimiento colectivo. Podemos tomar como ejemplo las bandadas de pájaros que actúan coordinadamente como un todo, que actúan como un cuerpo consiente donde cada uno de los miembros mantiene una distancia matemática entre ellos y que solamente rompen la formación cuando son atacados.
  • Tercera dimensión: El mundo físico donde todo se puede ver y tocar. Es en la tercera dimensión donde habita el ser humano y se reconoce como individuo. Las personas que viven solo en tercera dimensión, no son conscientes de que sus pensamientos y sentimientos crean su realidad, pues viven victimizados, culpando a otros de su desdicha, desconectados de su propio poder.
  • Cuarta dimensión: El ser humano crea su realidad a partir de lo que sientes y piensas. Si no eres consciente de lo que creas a través de tus pensamientos y sentimientos, no estás en cuarta dimensión. Vivir en cuarta dimensión no significa dejar la tercera pues se cohabita en las dos de manera simultánea.
  • Quinta dimensión: El ser humano vive a través del amor y la verdad. Todos tus actos son amor y verdad puros, partiendo de lo personal y trascendiendo a lo universal. Si tus acciones no expresan amor y verdad, no estás en quinta dimensión. Quien vive en quinta dimensión, cohabita en la cuarta y tercera de manera simultánea.
  • La sexta dimensión: Es la frecuencia que se ha llamado Crística o Búdica. Es un estado de conciencia compasiva, la famosa iluminación. Es el regreso a casa, al Ser Único. Es el lugar de la conciencia ilimitada y unificada. Es donde nos experimentamos como un todo.
  • La séptima dimensión: Es la frecuencia de la integración total, ya no quedan partes dispersas, la conciencia se experimenta multidimensionalmente. Es una dimensión energética donde no existe la forma. Es la dimensión del reino angélico y las conciencias de luz pura
Actualmente, la gran mayoría de los seres humanos se encuentran viviendo una experiencia de tercera dimensión. Un bajo porcentaje se encuentran viviendo una experiencia de cuarta y quinta dimensión. La masa crítica no se ha podido elevar por decisión particular de cada uno de los seres humanos que aún no desean salir de la experiencia de tercera dimensión. Las personas que experimentan la cuarta y quinta dimensión están viviendo el desafío de lidiar con un mundo obscuro y aún así, deben trabajar por elevar su frecuencia vibratoria y la del entorno que a cada uno le toca vivir.
[themoneytizer id=”21703-1″]

 

Acerca del autor
Harumi Puertos
Fundadora de Rutas del Alma Especialista en Terapias Alternativas, Cambios Planetarios y Facilitadora en el crecimiento espiritual.

Deja un comentario